<

Segundo trimestre de embarazo, mi experiencia

Segundo trimestre de embarazo, mi experiencia
26 enero, 2020 Alma Creativa
comparacion_20_23_semanas

Ya en la receta final del embarazo por fin me pongo delante del Mac para contaros cómo ha sido el segundo trimestre, como siempre desde mi experiencia de primeriza. Os hice un post del primer trimestre que si no habéis leído ya os recomiendo hacerlo antes de continuar con este, aquí lo encontraréis.

Lo primero de todo decir que los síntomas del primer trimestre por suerte fueron desapareciendo poco a poco, yo sobre todo sufría muchas jaquecas y reflujo y tenía mucho asco por cualquier comida, pero de repente, un día me di cuenta de que me encontraba bien, que ya no me dolía la cabeza y que podía comer nuevamente con normalidad lo que yo suelo comer. Es cierto que no he sentido hambre extra en esta fase, he comido muy en la línea de como me alimento sin estar embarazada. Pero sí que me he dado algún capricho, algún pastel rico, una cena en un sitio que nos gustara a David y a mí…

El segundo trimestre es otro momento del embarazo donde aparecen nuevos temores, aquí desaparece el temor a una complicación con el bebe en las primeras semanas, pero empiezas a preocuparte por todo lo que comes y la higiene para que nada perjudique a tu bebé, al menos en nuestro caso, mucho cuidado con los lácteos, que sean siempre pasteurizados, carnes y pescados bien cocinados y elegir los más adecuados, todos los vegetales cocidos y previamente bien lavados, la fruta la como siempre pelada y frutos rojos o uvas las pongo a remojo en agua con Amukina que sirve para desinfectar y eliminar cualquier parásito.

Por lo demás, el segundo trimestre es tal y como dicen, el mejor momento del embarazo, te empiezas a encontrar bien y cuando por fin llega la ecografía de las 20 semanas y la pasas de manera satisfactoria, te invade una gran tranquilidad en el cuerpo.

embarazo_29_semanas_diciembre2019

En mi caso no he tenido barriga visible hasta las 23 semanas, antes la tenía pero nadie la apreciaba, pero a las 23 semanas apareció y en este momento yo como que dejé de mirarme cada día en el espejo buscando si había crecido, porque no sé vosotras, pero yo quería que se me notara cuanto antes para poder lucirla con orgullo y sobre todo usar ropa que la marcara y no pareciera que simplemente me había pegado un homenaje gastronómico!

¿Cuándo noté los movimientos del bebé? Pues creo que hacia la semana 21 o 22, eran como unas burbujas en el interior, que lógicamente ya relacionaba con los movimientos del bebé, pero a medida que pasaban las semanas estas burbujas eran más intensas y cambiaban de lugar, las sentía ya por encima del ombligo.

En este trimestre me hicieron el test de O’Sullivan, la prueba de glucosa que, por suerte, me dio bien y no tuve que repetirla. En el anterior embarazo esta prueba me dio positiva y estoy segura de que era por el nivel de estrés que tenía; doy fe de que el estrés afecta directamente al sistema hormonal, nos genera mayores picos de azúcar en el organismo y puede a la larga acarrearnos problemas de salud, por eso para mí es muy importante tener una vida equilibrada y no hay trabajo que merezca el coste de nuestra salud. Ahora lo tengo muy claro, vivo en paz conmigo, me dedico a lo que más me gusta y soy feliz con cómo compagino mi vida profesional y personal y eso se nota en mi salud. Así que me permito daros el consejo de que alejéis de vosotras cualquier situación o persona tóxica que os esté restando energía.

También me puse la vacuna de la gripe, desde la OMS se recomienda para proteger a nuestro bebé y yo sinceramente me dejo en manos de los profesionales y, aunque reflexioné mucho sobre si ponérmela o no, tomé la decisión con la que yo me sentía tranquila. A la semana de ponérmela me puse súper mala, con una congestión que no me dejaba ni dormir, pero por suerte, también pasó, más lento de lo normal porque no podemos medicarnos lo más mínimo, pero todo sea por nuestro bebé.

Moda premamá

Si hubiera tenido un embarazo en verano habría sido diferente, pero siendo en invierno y siendo como soy, pequeñita, mucha gente se ha sorprendido cuando les hemos dado la noticia, porque apenas se me notaba… En mi caso desde bien temprano he usado leggings premamá, al ser tan pequeña mis jeans habituales no me valían de cintura y lo más cómodo para mí todo el embarazo ha sido el legging combinado con camisetas, blazer, jersey… Ya hacia la semana 28 es cuando me he sentido más cómoda con vaqueros premamá, antes no, se me caían para abajo y tanto una prima mía como mi cuñada me dijeron que quizá era porque aún no tenía demasiada tripa y estaban en lo cierto, antes de las 28 semanas para mí eran súper incómodos, pero ahora los llevo mucho mejor y lo agradezco, porque estamos en pleno invierno y con legging paso frío.

segundo_trimestre_embarazo_seg

Vestido de Zara, invierno (colección normal)

Os diré que la mayoría de cosas premamá que tengo son de HM, por no decir todas, tienen precios muy asequibles y cosas bonitas, eso sí online, en tienda no he visto nada. Luego también he comprado vestidos de punto muy cómodos que no son premamá, pero que van genial para esta etapa en la que la tripita ya se ha quedado fuera.

Vida activa

En cuanto al entrenamiento, ya os comenté que comenzaba las clases de Pilates para el embarazo en la semana 20, para mí están siendo importantísimas porque me están ayudando a ganar flexibilidad, a trabajar el suelo pélvico, a controlar la respiración y, por lo que dice la fisio que nos da las clases, también trabajamos en la prevención de la diástasis, ojalá! Durante el segundo trimestre he seguido saliendo a caminar bastante, como en el primero, pero cuando ha comenzado el frío extremo he reducido las caminatas considerablemente. También he compaginado el pilates con circuitos funcionales, en concreto, una vez a la semana he hecho este circuito que os dejo en este enlace, orientado a segundo y tercer trimestre, yo lo repetía dos veces y lo completaba con ejercicios de mancuernas para fortalecer tren superior que debemos tenerlo fuerte para cuando tengamos que coger a nuestro bebé. 😉

¿Antojos?

No he sido una persona de antojos en el embarazo, sí que sigo con la necesidad de comer mucha fruta sobre todo naranjas y mandarinas, me refrescan y me sientan genial, también estoy comiendo mucha legumbre, pero poco más, sí que hemos tenido unas semanas de comer un día de la semana pasta rellena y los viernes pedir pizza de un sitio que nos encanta en Palencia, pero por lo demás vida normal y comiendo sano y equilibrado. En este sentido, cada mujer decide, está claro, yo tengo mucho cuidado, como os decía, con la higiene y preparación de los alimentos, pero no he sacrificado en todo el embarazo salir a comer o cenar fuera con mi marido, amigos o familia. Sinceramente, creo que no es igual ir a comer a cualquier tasca que no conozcas que ir a un restaurante que conoces y que sabes que tienen productos de primera calidad y controles alimentarios, yo no he querido meterme en una burbuja en este sentido, he seguido haciendo vida normal y estoy satisfecha con mi decisión.

En cuanto al trabajo, ya me va pesando bastante el dolor de espalda y estar tantas horas seguidas en el ordenador, así que cogeré la baja el 15 de febrero, estaré entonces comenzando la semana 36, me habría gustado estar ya descansando, no os voy a engañar… pero soy autónoma y no puedo dejarlo todo a la semana 25, si la salud me hubiera impedido continuar por supuesto, pero estando bien, me cojo la baja cuando ya el peso me impide trabajar con efectividad y sobre todo porque ya estoy muy cerca de la fecha prevista de parto y necesito tiempo para mí, para mi marido y para preparar la llegada de nuestro bebé. Por supuesto que procuro hacer paradas frecuentes, trabajo la mayor parte del tiempo sentada en la pelota de Pilates y me pongo tareas y cada vez que termino una me levanto y me paseo y estiro, procuro no estar más de una hora seguida sin levantarme porque se me carga la cadera, la tripa… Y no es nada favorable para el embarazo ni para el momento del parto.

comparacion_20_23_semanas

Estoy segura de que olvido algunas cosas, pero esta es mi visión general de lo vivido todo este segundo trimestre. En stories os dejé una encuesta y el 95% teníais interés en ver la canastilla del bebé para el hospital, así que estoy preparando un vídeo y os lo dejaré en el canal de Youtube por si os sirve, yo soy fan de estos vídeos y de todos los que he visto he sacado buenas ideas, así que espero ayudaros algo.

En Instagram en stories destacados ’embarazo’ también tenéis recomendaciones de libros que estoy leyendo, muchos me los habéis recomendado vosotras, por si queréis fichar alguna lectura para esta etapa tan bonita que estamos viviendo.

Por favor, dejadme vuestros comentarios, preguntas y reflexiones al final del post, me encantará leeros y responderos.

Soy Consultora de Comunicación. Mis grandes pasiones, el Marketing, la Comunicación Digital y llevar por bandera un estilo de vida SALUDABLE. Este blog fusiona todas esas pasiones: www.delicioushealthybites.com. A través de mi programa de mentoría IMPULSA TU MARCA te ayudo a dar forma a tu idea de negocio digital y a poder sacar rentabilidad de tu pasión:http://delicioushealthybites.com/impulsa-tu-marca/ Puedes seguir mi día a día en mi cuenta de Instagram: @alma_creativa.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*